Cielo del amor, de Hamlet Lima Quintana y Enrique Llopis

No puedo andar con la tristeza
armonizada en una flor
porque la vida no me pesa, ni el amor.
No puedo andar con el olvido
en las espaldas bajo el sol
porque tu sangre va conmigo
y en los hijos renació.
Si quiero regresar sé donde puedo ir,
si canto una canción voy adelante,
si quiero recordar soy una historia,
la completa libertad de la memoria.
Por eso al fin voy a tu lado
con la ternura y el dolor,
y entre la sangre que he llorado
traigo el cielo del amor.

Y a veces bajo el sol me pongo a recordar
que tengo el corazón con algo ausente,
los rostros que perdí sangran la historia
y transitan en la luz de mi memoria.

Como la urgente mariposa
inunda el aire de color
vengo a bailar sobre una rosa
y a vivir junto a vos.

No veo el cielo madre
solo un pañuelo blanco,
No sé si aquella noche yo te estaba pensando
o si un perfil de sombras me acunaba en sus brazos
pero entre en otra historia con el cielo cambiado
No quiero que me llores mírame en tu costado
mi sangre esta en la sangre de un pueblo castigado
mi voz esta en las voces de los iluminados
que caminan contigo por la ronda de mayo.
No quiero que me llores
ahora que te hablo
mi corazón te crece cuando extiendes las manos
y acaricias las cosas que siempre hemos amado:
la libertad y el alma en todos los hermanos.
No sé si aquella noche yo amanecí llorando
o si alguna paloma se me murió de espanto
solo sé que la vida que me esperaba tanto
es el cielo que crece por tu pañuelo blanco.

Por eso al fin voy a tu lado
con la ternura y el dolor
y entre la sangre que he llorado
traigo el cielo del amor.

Letra: Hamlet Lima Quintana

Música: Enrique Llopis

FUENTE

About these ads